Feb 9, 2021

Hölzig Schaf

Leche: Oveja
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada rodeada por un cinturón de abeto
Denominación de Origen: No
Materia grasa: 55%
Maduración: De 7 a 10 semanas
Aspereza: Fuerte
Vino: Apremont Domaine Franck Noiray (AOP Vin de Savoie)
País de origen: Suiza
Región: San Galo

Este queso lo elabora Willi Schmid en su quesería Städtlichäsi, ubicada en Lichtensteig una población suiza del cantón de San Galo. La lechería se fundó en abril de 2006, actualmente ya es una de las de más éxito de Suiza. En “Käsekreateur” (estudio de creación de quesos) Willi Schmid elabora constantemente nuevas creaciones, siempre atentos a la calidad. En su surtido ya hay dos docenas de quesos diferentes, incluyendo este Hölzig Schaf.
El Hölzig Schaf (en español la “oveja leñosa”) es una de las 3 versiones que elabora Willi Schmid de quesos blandos que maduran rodeados por una corteza de abeto. El primero que hizo y el más famoso es el Berghfichte de leche de vaca, luego tenemos el Hölzige Geiss, pero con la diferencia que este está hecho con leche cruda de cabra.
Para los quesos blandos, a Willi Schmid le gusta utilizar leche de animales que han pastado en las laderas sombreadas del valle, porque allí crecen más hierbas aromáticas y pastos que dan a la leche el impulso aromático inicial que se necesita para el queso de corta maduración.
El Hölzig Schaf es un fino queso artesanal, elaborado con leche cruda de oveja, de coagulación enzimática, pasta blanda, prensada, no cocida y corteza lavada, es plano y redondo de unos 5 cm de altura y un diámetro de 12 cm, pesa alrededor de 500 gr.
Está rodeado por un fresco cinturón de abeto de los bosques de la zona de Toggenburgo. Esto permite que el queso desarrolle su aroma fuerte y especiado y su típico sabor resinoso a medida que madura.
Servir este queso a temperatura ambiente para saborear toda su fragancia de matices, en este estado resulta muy difícil el corte limpio, por lo que es conveniente comerlo como una torta, con cuchara o untar sobre pan como en una fondue. Calentado sobre unas patatas cocidas. Y por supuesto, en una tabla de quesos su original forma llama la atención y le diferencia inmediatamente de otros quesos de corteza florecida. Marida bien con un vino blanco de Saboya o un Jurançon seco.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos