Ago 2, 2021

Lancashire Bomb

Leche: Vaca
Tipo: Pasta dura, prensado, corteza encerada negra
Denominación de Origen: No
Materia grasa: Entre 45% y 48%
Maduración: 24 meses
Aspereza: Media a fuerte
Vino: Anayón Garnacha (D.O. Cariñena)
País de origen: Gran Bretaña
Región: Lancashire

El Lancashire Bomb (bomba de Lancashire) es la creación de la quesería familiar Shorrock, que opera en Goosnargh, cerca de Preston, en el corazón de Lancashire, desde 1923. Todos los quesos bomba de Lancashire se elaboran a mano, se maduran durante un mínimo de dos años, se envuelven en muselina y luego se sumergen en cera, para producir este producto de gran sabor y originalidad.
Andrew Shorocks, creador del Lancashire Bomb, originalmente hizo la primera bomba como regalo de despedida hace más de 25 años para un amigo que emigró a Estados Unidos. Este fue el comienzo de este increíble producto.
Ha demostrado ser un gran éxito en el norte de Inglaterra y se está extendiendo rápidamente hacia el sur de boca en boca debido al gran sabor y originalidad del producto.
Los visitantes del sur han estado probando y comprando las bombas de queso para llevar a casa y compartir con familiares y amigos para que puedan experimentar las sensacionales bombas Lancashire hechas a mano de Shorrock.
El famoso Lancashire Bomb es una explosión de sabor y hay que probarlo para creerlo. Se trata de un queso de Lancashire muy popular debido a su sabor muy cremoso y completo que deja con ganas de más. El queso tiene un aspecto muy característico, ya que es un queso redondo recubierto de cera negra. Es desmenuzable, con una textura cremosa y húmeda, pero con un sabor fuerte, resultado de la maduración del queso durante dos años.
¿Qué hace que el queso de Lancashire sea tan especial?
Durante siglos, las esposas de los ganaderos de Lancashire elaboraban queso con el excedente de leche. En las granjas pequeñas, la leche de un solo día de ordeño era insuficiente para hacer un queso, por lo que la leche de cada día se cuajaba y se acumulaba durante varios días hasta que había suficiente cuajada para hacer un queso. A continuación, se mezclan cuajadas de dos o tres días de distinta madurez, lo que confiere a los quesos de Lancashire un carácter distintivo. Se trata de un queso único que puede situarse con orgullo entre los mejores quesos británicos.
El Lancashire Bomb se elabora con el mismo método tradicional que el Lancashire clásico, pero se madura durante más tiempo, de 12 semanas a 24 meses. Tiene un sabor a nuez madura. El Lancashire Bomb o Lancashire Black Bomb (como también se le conoce) es una esfera de sabroso queso Lancashire recubierta de cera negra.
Cada bomba de Lancashire individual pesa aproximadamente 460 g.
A diferencia de las otras variedades de Lancashire, éste se elabora con leche pasteurizada de un solo día y se parece a otros quesos desmenuzables como el Cheshire y el Wensleydale.
Para servir, deje que la bomba alcance la temperatura ambiente y luego corte la cera negra y la muselina con un cuchillo afilado. El queso ahora debe estar lo suficientemente blando para comerlo con una cuchara.
El Lancashire Bomb original es excelente por sí mismo, como parte de una tabla de quesos acompañado de alguna fruta, las uvas van especialmente bien, y con un vino tinto atrevido y con cuerpo, como una Garnacha. Como sugiere su tamaño (460 g por bomba), se presta perfectamente a ser la atracción principal de una tabla de quesos con amigos, aunque una bomba de Lancashire se conserva 12 meses sin abrir y cuatro semanas una vez abierta, por lo que puede disfrutarse repetidamente para grupos más pequeños.
También es un gran plato caliente, sobre una tostada acompañada de un chutney de pimiento rojo o una gelatina.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos