Dic 11, 2020

Morro Azul

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza enmohecida y rodeada con una faja de madera (roble)
Denominación de Origen: No
Materia grasa: No definido
Maduración: 30 días
Aspereza: Media
Vino: Jermann Pinot Grigio (D.O. Venezia Giulia)
País de origen: Brasil
Región: Pomerode (Santa Catarina)

El Morro Azul es un queso creado por los queseros de Pomerode Alimentos, una empresa que produce quesos de la marca Vermont. La receta fue creada y desarrollada íntegramente en el pequeño pueblo de Pomerode del Valle de Itajaí en el estado de Santa Catarina, y su nombre hace honor a uno de los símbolos de la ciudad. ¡Morro Azul es un hermoso cerro que marca el paisaje de esa ciudad! ¡También es el nombre del queso más cremoso de su línea!
La Pomerode Alimentos fue fundada en 2002 por Nelson Ziehlsdorff y su hijo Ricardo. La empresa catarinense fue adquirida en agosto de 2013 por la familia Mendes, creadora de la Cervecería Eisenbahn de Blumenau, que desde entonces ha renovando toda la identidad visual, ampliando la línea de productos y reforzando la distribución. El paso más importante tuvo lugar en 2017, con el lanzamiento de la línea de quesos de moho blanco Vermont Quesos Especiales.
Entre los quesos de esta línea se encuentra el Morro Azul un queso lanzado en otoño del 2019.
El Morro Azul se inspiró en el queso Vacherin Mont d’Or, del Cantón de Vaud en Suiza.
Este pequeño queso de leche pasteurizada de vaca de pasta blanda y corteza natural enmohecida con Geotrychum Candidum y Penicillium Candidum, está ligado desde su elaboración a una faja de madera de roble, que garantiza su estructura y ayuda a mantener la humedad en el interior de su pasta durante la fase de afinado, confiriéndole además matices aromáticos que evocan a maderas y resinas, pero en las que siguen predominando las notas mantecosas y lácteas, con un trasfondo a nata, setas y frutos secos.
Por otro lado, es interesante destacar que posee una pasta muy cremosa, fácilmente untable.
Es importante consumir el queso a temperatura ambiente, o puede calentarlo en el horno o en el microondas si quiere saborear toda su fragancia de matices. Llevado a ese punto, sin lugar a dudas la mejor manera para degustarlo es como una torta, cortando alrededor del perímetro de la corteza superior con un cuchillo de punta como si quitara una tapadera y accediendo al interior del queso que debería estar cremoso, casi líquido, una vez abierto es importante remover la pasta para que todas las partes, tanto la que está junto a la corteza como la del centro se mezclen bien, así lograremos una pasta homogénea perfecta para untar con pan o comer con una cuchara. Si por el contrario lo quiere consumir solo como queso de mesa acompañado de mermelada de frutas o miel. Por ser un queso muy cremoso y suave, pide cervezas ligeras, de bajo amargor, con notas más maltosas que lupulosas. Podemos armonizar con Kölsh, Helles, Pilsen, Weizenbier. Si por el contrario preferimos maridarlo con vinos, armoniza bien con vinos blancos, secos y refrescantes, como Pinot Gris, Chablis, también con vinos espumosos, Viognier.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos