Nov 4, 2020

Sternenberger Bergkäse

Leche: Vaca
Tipo: Pasta semi-dura, cocido y prensado, corteza lavada
Denominación de Origen: No
Materia grasa: 50%
Maduración: Entre 5 y 12 meses
Aspereza: Media
Vino: Moulin à Vent La Rochelle (D.O. Moulin-à-Vent)
País de origen: Suiza
Región: Sternenberg (Zúrich)

Los bancos, los chocolates y la relojería. Suiza es un país pequeño pero con un carácter fuerte que le permite ser una gran referencia mundial en diferentes productos y servicios como los que hemos mencionado, y como los quesos suizos.
Los quesos producidos en Suiza son mundialmente reconocidos por su origen artesanal, realizados con ingredientes 100% naturales sin gluten ni lactosa ni aditivos a lo largo de toda su producción. Son quesos cuyo proceso de elaboración es tradicional y está basado en recetas transmitidas desde hace siglos, como es el caso de este Sternenberger Bergkäse, un hermoso queso de montaña suizo, fabricado por Käserei Preisig, una lechería alpina multigeneracional propiedad de la familia Preisig desde 1945 y dirigida por Urs Preisig y su esposa.
El pueblo de Sternenberg, que significa “Montaña Estrella”, se encuentra a una altitud de 900 metros sobre el nivel del mar y la comunidad local es pequeña con poco más de 300 habitantes. Allí, Preisig trabaja con dos rebaños lecheros locales, comprando su leche para hacer sus quesos; una rueda de formato grande (6 kg) conocida como Sternenberger Bergkäse y una más pequeña (500 g) “Mutschli” que simplemente significa “queso pequeño”.
Además de estos dos quesos, los Preisig elaboran el clásico queso suizo Tilsit con la etiqueta Rohmilchtilsiter (también conocido como “el rojo”); Raclette de leche cruda y otros.
Este queso es un “Bergkäse”, (en español significa “queso de montaña”). El queso producido durante todo el año en el valle de regiones montañosas se califica hoy, para distinguirlo del queso alpino “Alpkäse” – como queso de montaña.
El Sternenberger Bergkäse es un queso de leche cruda de vaca, cocido y prensado, envejecido durante un mínimo de 5 meses, pero hay una versión más madura llamada “Rezent”, envejecida durante un mínimo de un año.
El exterior la corteza es seca, de un color rosa salmón, resultado de lavados regulares con salmuera, en los lados tiene grabada en relieve la palabra STERNENBERG. La pasta dorada es densa y suave con algunos ojos dispersos, con un atractivo aroma afrutado y carnoso. Se caracteriza por una consistencia resistente al corte. Los sabores son a nuez, mantecosos y ricos, con notas especiadas, frutas tropicales y caramelo, similares a un queso como el Challerhocker pero menos robusto. Su delicado aroma proviene de las esencias de prados de montaña, resultado de la micro flora de las montañas de las que la procede la leche.
Es importante consumir el queso a temperatura ambiente, si quiere saborear toda su fragancia de matices. Una vez llevado a la temperatura adecuada, disfruté de este magnífico queso en aperitivos, desayunos y tablas de queso, en cocina es delicioso rallado sobre pastas y sopas, también sobre patatas, verduras o cremas. Lo acompañaremos con un vino tinto de uvas Gamay.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos