Oct 25, 2020

Blù di Morozzo

Leche: Vaca, cabra y oveja
Tipo: Pasta blanda, azul, corteza natural con ceniza
Denominación de Origen: No
Materia grasa: No definido
Maduración: Mínimo 30 días
Aspereza: Suave
Vino: Moscato Passito (D.O. Umbria)
País de origen: Italia
Región: Cuneo (Piamonte)

Este queso lo elabora el Caseificio la Bottera en la localidad de Riforano una aldea que es parte del municipio de Morozzo, cerca de Alba, sede del festival anual de la trufa.
“La Bottera” se encuentra entre las suaves colinas de las Langhe, aquí el tiempo parece haberse detenido. Como hace cien años, utilizan únicamente la leche densa y cremosa de sus animales, seleccionada y alimentada con la rica hierba de estas zonas, fresca y pura en verano, transformada en heno aromático en invierno.
La curación sigue también reglas ancestrales, en bodegas de toba, frescas y saludables a temperatura constante, donde se colocan los quesos uno a uno sobre telas de algodón crudo, y esperan pacientemente su completa maduración.
Por ello, la producción es limitada, sujeta a la cantidad de leche que les ofrecen sus animales, a las condiciones climáticas más o menos favorables, a la maduración, al tiempo de cuidados y atenciones que requiere cada pieza. Esta unión entre pasado y presente, esta rara fusión entre lo antiguo y lo moderno, este respeto por la tradición con una mirada al futuro es lo que hace especial y diferente a La Bottera, cuyo caballo de batalla es y quiere seguir siendo el de la seriedad. y experiencia.
En lo que respecta a los quesos azules, Italia tiene tesoros lácteos en todos los tonos de verde y azul. Algunos ampliamente conocidos, como el famoso Gorgonzola, que sigue ganando premios internacionales. Otros todavía bien escondidos, joyas “mohosas” que se encuentran en los pequeños rincones y en los estantes de los productores artesanales más alejados de los canales de distribución masivos. Como este queso Blù di Morozzo.
Se trata de un queso azul de leche pasteurizada, producido con las tres leches: vaca, cabra y oveja. El particular veteado no se desarrolla en el interior sino en la corteza del queso, en muy poca medida. Ofreciendo notas de setas y trufas típicas de los quesos azules.
La corteza es gris con ceniza y una ligera capa de moho, suave, húmeda. En su interior las pasta es blanda, de textura suave y cremosa, queso azul, color amarillo pajizo pálido, el veteado no es visible dentro de la pasta.
Desprende un olor láctico fresco: mantequilla, champiñones, sotobosque, leve amoniaco.
Sabor medio-alto dulce, medio salado. La corteza es comestible y solo cuando la comes sientes los clásicos matices de setas, sotobosque y trufa.
El queso se comercializa en forma cilíndrica de unos 250 o 550 gr.
Si todos los quesos es importante consumirlos a temperatura ambiente, en este es imprescindible, si quiere saborear toda su fragancia de matices.
El Blù di Morozzo es excelente con jaleas o bebido junto con vinos dulces, que realzan notoriamente los quesos azules, y untado sobre un pan con frutos secos como por ejemplo uno de centeno con nueces. Si desea hacerlo más simple, algunos granos de uva o rodajas de higos, también con peras y manzanas asadas con nueces, seguirán siendo una buena combinación.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos