Nov 6, 2020

Frida

Leche: Oveja
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada y rodeada con una faja de abeto
Denominación de Origen: No
Materia grasa: No definido
Maduración: 3 meses
Aspereza: Media a fuerte
Vino: Pita Finca La Bonera (D.O. Rueda)
País de origen: España
Región: Valladolid (Castilla y León)

Este queso artesano lo elabora la quesería Granja Cantagrullas, una quesería que en poco tiempo ha tenido un fulgurante éxito, gran parte de ese mérito es debido a Rubén Valbuena, un joven doctor en Geografía que en 2011 después de recorrer mundo, decide abandonar su trabajo como consultor de la ONU, para crear una pequeña quesería en el pueblo vallisoletano de Ramiro de apenas 50 habitantes. Su familia tenía una explotación ovina desde hace 3 generaciones y Rubén decide dar verticalidad a su negocio, tratando de elaborar quesos con la leche sus propias ovejas.
Rubén y su esposa Asela Álvarez se formaron con pequeños artesanos de Francia, Centroeuropa y Latinoamérica, y desde el comienzo su máxima ha sido la producción artesanal, totalmente ecológica, desmarcarse de la globalización que encorsetaba también al sector quesero nacional. Basándose en la tradición pero aplicando todos los avances tecnológicos que puedan mejorar el producto. Todos sus quesos están elaborados con leche cruda de oveja.
De las 8 tipologías iniciales con las que arrancan, ahora elabora más de 30 referencias diferentes, eso da muestras del espíritu inquieto y explorador de Rubén. Alejados de la práctica habitual que se repite en las queserías de su comarca (quesos con leche pasteurizada y pasta prensada) la pareja decide elaborar quesos singulares, innovadores en estas latitudes y de muy diferentes estilos. Quesos frescos, tiernos, de distintas curaciones, de pasta blanda, de pasta prensada, de pasta cocida, semicocida,… en definitiva una tremenda riqueza de recetas dispares.
El Frida es un queso de pasta blanda elaborado a partir de leche cruda de oveja. La corteza se lava con agua y sal durante su proceso de afinado, impidiendo así que sea colonizada por hongos y en su lugar aparece la bacteria “brevibacterium lines”, causante de su coloración rosácea y de los sabores más “cárnicos’’ e intensos de este queso.
A este queso, además, tras el desmoldado se le aplica un cincho de abeto que le mantiene la forma y aporta sabores más complejos.
Esta faja también le da al queso un agradable sabor de bosque y naturaleza. En boca su pasta untuosa y fluida se derrite en nuestro paladar, ofreciéndonos una riqueza de sabores marcados de arbolado con un toque indirecto a resina y ligeros apuntes taninos, junto a notas de mantequilla salada, frutos secos tostados, especias y cereales que persiste en la boca largo tiempo.
Según cuenta la propia quesería, Frida es la hermana melliza del Braojos, su queso más conocido. También me comento Rubén, que tienen preparada otra sorpresa quesera, de la que de momento, solo sé el nombre; Diego (por Diego Ribera). Seguro que será otro gran queso, como a lo que nos tiene acostumbrados ese magnífico equipo de Granja Cantagrullas.
Tanto por su nombre, como por su potente carácter y su colorida etiqueta, este queso es un claro homenaje a Frida Kahlo, la pintora mexicana que, como este queso… ¡no deja a nadie indiferente!
Mujer de lucha y pasión desbordada, furia de creación marcada por los intensos acontecimientos que cambiaron el rumbo de su vida, y por un país dolorosamente fragmentado por la desigualdad y heterogeneidad. Frida Kahlo fue una mujer de enorme carácter y fuerte presencia, cuyo encanto rozaba el humor y el sarcasmo. Hasta el más despistado de los mortales podía percibir su aguda presencia y, con ella, la historia de lucha por la vida y el amor que la caracterizaban.
Este queso se comercializa en formato redondo plano de 20 cm. de diámetro por 4 cm de grosor con un peso de 1 kg.
Cremoso, o incluso fluido cuando está muy maduro, el Frida se disfruta con una cuchara o untando generosamente pan como un queso tipo “torta”. También se utiliza en ensaladas, sopas, bechamel, fundido sobre una rebanada de pan, sobre patatas con tocino o bacón, raclette, en los platos gratinados, sobre las pizzas y también en los platos de pasta. Acompañado por un buen vino tinto ligeramente amaderado que concuerda con el cinturón de madera de abeto.
Fuentes consultadas: Quesería CultivoÁ la volé

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos