Ago 22, 2020

Mini Baronet

Leche: Vaca
Tipo: Pasta blanda, corteza lavada
Denominación de Origen: No
Materia grasa: No definido
Maduración: 4 semanas
Aspereza: Media
Vino: Achel Blonde - Cerveza Belga Abadia Trapense
País de origen: Gran Bretaña
Región: Wiltshire (Inglaterra)

Este queso lo elabora Julianna Sedli en su quesería The Old Cheese Room que se encuentra en Corsham una localidad situada en el condado de Wiltshire, en Inglaterra.
Julianna explica, “durante mis estudios de ingeniería agrícola en Hungría, gané una pasantía (prácticas para obtener experiencia) en elaboración de queso de cabra y cría de cabras en Capriole Inc en Indiana, Estados Unidos. Trabajar bajo el liderazgo de Judy Schad fue lo suficientemente pronto como para saber que la elaboración de quesos sería mi inspiración para el futuro.
Dos años más tarde, trabajando para Neal’s Yard Dairy en Londres, conocí a Mary Holbrook, quien me invitó a trabajar en su granja de cabras en Somerset. Un período de casi 4 años viviendo en Sleight Farm haciendo quesos de cabra con Mary me fortaleció en mi inspiración de hacer quesos para mí.
Al realizar varios trabajos de fabricación de queso en Somerset, incluidos los quesos White Lake (leche de cabra nuevamente), tuve la oportunidad de experimentar con la leche de vacas Jersey en Wootton Organic Dairy, creando el precursor del Baronet. En 2010, cuando vendía queso en el mercado de agricultores de Corsham, conocí al entonces gerente de la granja de Neston Park Home Farm, Sandy Macfarlane, quien me puso en contacto con Sir James Fuller, propietario de Neston Estate. Durante generaciones, Neston Home Farm ha criado vacas Jerseys, volviéndose completamente orgánicos en 2003.
En un año, estaba haciendo Baronet de leche cruda en The Old Cheese Room, convertido de un antiguo establo de ganado en el corazón de la granja. Sir James y el “Sr. Sandy” me brindaron mucho apoyo y aliento. Al mismo tiempo, también trabajé como vendedora de quesos en The Fine Cheese Co. en su tienda de Walcot Street en Bath durante aproximadamente dos años.
Karim, mi esposo, se unió a The Old Cheese Room en 2014 cuando nos enteramos de la inminente llegada de nuestra primera hija. Tiene experiencia en el comercio del vino y la gestión de hoteles y restaurantes. Esta experiencia fue útil y, en el lado positivo, siempre tuvo un gran interés en crear algo con sus manos. En los últimos años, con nuestras fuerzas combinadas, y teniendo dos niños pequeños creciendo en casa, hemos estado trabajando duro para poner nuestra pasión y artesanía en cada pieza de queso con el fin de satisfacer a nuestros clientes.
El Mini Baronet es un queso de leche pasteurizada de vaca blando y ecológico, Julianna comienza el proceso de elaboración del queso casi tan pronto como termina el ordeño para que la leche esté lo más fresca posible. La receta se basa ligeramente en la de un Reblochon de la región francesa de Saboya, el queso se lava con regularidad en salmuera para crear una corteza de color naranja pegajosa y un olor y sabor distintivos. La maduración tarda 4 semanas, a diferencia de su hermano mayor el Baronet que lo hace en ocho. Tiene un hermoso sabor a mantequilla con una textura deliciosa. El Mini Baronet contiene más humedad de ahí su textura más sedosa, cremosa y más ligera. Sabor mantecoso y lechoso con un sutil picor.
La leche de las vacas Jersey, que es rica y mantecosa, necesita un manejo cuidadoso para controlar el contenido de grasa y evitar que los sabores se vuelvan demasiado abrumadores. También varía la textura según la temporada y la cantidad de tiempo que las vacas han estado pastando en la exuberante hierba rica en tréboles, ligeramente más firme en primavera y verano, y más cremoso durante el resto del año.
Se comercializa en forma de pequeñas ruedas planas de aproximadamente 280 gramos.
El Mini Baronet se conserva bien en un lugar fresco y seco como una despensa o almacén. Si desea conservarlo por más tiempo, guárdelo en su envoltorio y colóquelo en el compartimento de la fruta o verdura del refrigerador que es el menos frío. Asegúrate de llevarlo a temperatura ambiente antes de servirlo.
Una vez llevado a la temperatura adecuada, la pasta se vuelve blanda y apta para untar sobre una rebanada de pan crujiente o fundido sobre pasta o verduras, con frutas y nueces, en sándwiches, para enriquecer sopas y para espesar salsas, y por supuesto en una tabla de quesos. No combina mal con vino tinto, pero una cerveza belga de estilo trapense es su verdadero complemento ideal.

Mundoquesos