Sep 19, 2021

Urdă

Leche: Vaca, oveja o cabra
Tipo: Pasta desde fresca a semidura, sin corteza
Denominación de Origen: No
Materia grasa: No definido
Maduración: Fresco (no precisa)
Aspereza: Suave
Vino: Calusari Sauvignon Blanc (D.O. Transilvania)
País de origen: Rumanía
Región: Transilvania

Transilvania es un lugar espectacular para visitar. Es un verdadero imán para los viajeros de todo el mundo, con sus pintorescos pueblecitos, sus castillos medievales, sus aguas minerales, sus impresionantes vistas de las montañas y su fascinante vida salvaje.
Y está, por supuesto, la leyenda del Conde Drácula, el vampiro más famoso de la historia de la humanidad. Sin embargo, mientras el Conde Drácula y su pandilla de vampiros ricos y esnobs estaban enamorados del sabor de la sangre, los campesinos de Transilvania tenían una pasión más aristocrática y, por qué no, sorprendente: las especialidades de queso.
Elaborados según antiguas tradiciones -algunas de ellas incluso anteriores a Cristo-, los quesos de Transilvania pueden competir fácilmente con algunas de las especialidades más famosas de Europa. De hecho, la mayoría de los quesos transilvanos se parecen a muchos de ellos o simplemente son mejores.
Por ejemplo, el queso Telemea puede confundirse fácilmente con el Feta griego. El queso Năsal puede competir con quesos de fama mundial, como el Munster o el Limburger. El queso Urdă sigue el mismo proceso de preparación que la Ricotta italiana, mientras que el queso Caşcaval es… bueno, es un queso con un nombre extraño incluso para los rumanos. Pero aquí en “mundoquesos” hay una lista de quesos rumanos que simplemente no puede perderse en unas vacaciones culinarias en Transilvania.
El Urdă es un tipo de queso de suero tradicional cuya receta se ha ido transmitiendo de generación en generación en la mayoría de los hogares. Un queso que numerosos países reclaman como propio, pero se afirma, que es originario de Rumanía, aunque ahora se produce comúnmente en los Balcanes, concretamente en Macedonia, Moldavia, Hungría, Bulgaria, Serbia, Epiro y Grecia (durante el verano).
El término rumano “urdă” deriva del albanés Urdhë, variante alternativa de hurdhë. El término rumano se ha tomado prestado en los idiomas búlgaro, húngaro, serbio, eslovaco, ruso, polaco y checo.
El Urdă se elabora con suero de leche de oveja, cabra o vaca. Se produce calentando el suero resultante del drenaje de la elaboración del Caș o del Telemea. A menudo se hace en moldes con la forma de una media esfera. La pasta es finamente granulosa, quebradiza, sedosa y agradable al paladar. Los aromas son frescos, y el sabor es suave, dulce y lechoso.
El Urdă es como el requesón, relativamente rico en proteínas y bajo en grasas. El queso se moldea en piezas de 1-1,5 kg, que una vez secos se guarda en un paño limpio y es transportable. Se conserva durante varias semanas en estas condiciones.
Al igual que la Telemea, se consume fresco y se considera un manjar, aunque su textura fina, seca y quebradiza no es apreciada por todos. Suele comerse en budines o con compota de frutas, más que solo. En la cocina rumana, el Urdă se usa a menudo para hacer postres como la “clătită” (crepes) suelen estar rellenas de Urdă, mezclada con eneldo finamente picado y un poco de azúcar, mientras que también se elabora otro plato llamado “plăcintă” (pastel) consistente en varias capas de tortas finas alternadas con una mezcla de queso Urdă y miel sobre una base de hojas de laurel, horneada y cubierta con miel.

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos

Mundoquesos